INUNDACIONES
 

 
INCENDIOS
TEMPERATURAS
HURACANES
INUNDACIONES
TRUENOS
AURORA
TEMBLOR
GRANIZO
METEORITO
COMETA
OVNI
CRONISTAS
-CONTAMINACION
Links Sagüeros
INDICE DE FOTOS
Fotos Huracanes
Fotos Inundaciones
Fotos Truenos
Fotos Incendios
Fotos Temblores
Fotos Granizos
Fotos Meteoritos
Fotos Cometas
Fotos Ovnis
Fotos a Identificar
MENSAJES
imagen
LAS INUNDACIONES DE SAGUA LA GRANDE.
imagen
LAS INUNDACIONES (Sagua La Grande)
1796-Primera inundación histórica del río Sagua La Grande,estos fueron los tiempos de las primeras misas en las casas de los fundadores del pueblo (Ver: IGLESIAS DE SAGUA).

1802-Aunque el Undoso es inundado en épocas de lluvias esta se destaca entre las demás en
los primeros años del surgimiento de Sagua como población.

1820-Otra gran inundación golpea a la naciente población.Se destaca porque ha quedado para la historia una narración de la familia Carrazana que aún hoy posee descendientes conocidos (Ver:LA INUNDACION DE CARRAZANA,Sagua Historisas y Leyendas).

1837-El llamado"DILUVIO DE SAGUA.Se reconoce como la más grande de las inundaciones que ha sufrido el pueblo de Sagua donde las aguas del río se mezclaron con las de la Laguna de los Hoyuelos y estas a su vez,con el manto freático de los Mogotes de Jumagua dejando por tanto un panorama de desolación en la Villa del Undoso donde “ningún techo quedó al descubierto”,surgiéndo la interesante leyenda del Noé sagüero (Ver: EL NOE SAGÜERO).

1846-El 10 de Octubre un ciclón trajo gran inundación sobre Sagua.

1856-El 27 de Agosto un gran huracán desbordó al río el cual trajo luto a Isabela y a los campos de Sagua La Grande,sobre todo a los ingenios de las márgenes del río.

1868-69 y 70.Tres años seguidos de desgracias económicas para Sagua La Grande; sobre todo el de 1869 donde se pierden ahogados a unos muy queridos hijos de la Villa.

1880-Otra feroz crecida del río derrumbó la muralla o malecón que se había construído para proteger la orilla junto al puente actual,la cual perdía mucho terreno cada año con la erosión de las aguas.Se perdieron algunos barcos,entre ellos el vapor “Dalías” de cabotage Sagua-Habana.

1882-El 4 de Septiembre una inundación afecta tanto a Sagua como a Isabela.

1888-Las aguas del Undoso sepultaron el Casino de Artesanos y el majestuoso Casino Español, y en Isabela de Sagua el horror nunca antes visto desapareció a las familias más queridas del pueblo.Aquí en esta catástrofe surgió una leyenda que ya es un clásico en la literatura sagüera por tratarse de una aparición divina que alivió en parte la enorme desgracia por la que había acabado de pasar Sagua La Grande, cuando la aparición de la Virgen del Carmen salvó a Juanito, el pobre niño que flotaba en medio del horror (Ver: EL NIÑO Y LA VIRGEN).En esta occasion se perdió una vez
más a la querida Isabela de Sagua.

1894-El 25 de Septiembre,bajo la alcaldía de Antonio Puente y Peñayo aconteció otra crecida del impredecible río Undoso donde se volvió a unir río con laguna y en esta ocasión se señaló en la pared de la botica de Don Felipe Esparza (esquina de Céspedes y Padre Varela),el nivel al que subieron las aguas en el propio centro de Sagua marcando la impresionante altura de 1 metro con 64 centímetros.En la actualidad se conserva esta marca pintada en la pared de la antigua farmacia junto con otra que sucedió pocos años después.Muchas casas a lo largo del actual malecón desaparecieron,entre ellas la de Zaldo.
imagen
1898-Durante el mandato de Don Francisco P. Machado ocurrió la próxima crecida,siendo esta vez el barrio de Sitiecito la zona más afectada. El bello Puente de Madera que ahora unía por primera vez a Sagua con el barrio San Juan,resistió el embate de las enfurecidas aguas,demostrando así,que era una construcción muy resistente,pero poco faltaba para que la naturaleza lo venciera.

1904-El pueblo de Sagua se paseaba muy orgulloso por su monstruoso puente de madera, por el cual,solo hacía poco tiempo, que habían entrado las gloriosas tropas mambisas, lideriadas por Don José Luis Robau;pero en esa misma primavera comenzaron las alarmantes lluvias a poner en guardia al experto pueblo sagüero que ya temía por una nueva desgracia,y así sucedió; el soberbio puente de madera no pudo resistir el violento empuje de las aguas y muy poco tiempo terminó su corto reinado.
Sagua La Grande perdió el puente por el que tanto se luchó todo un siglo.Pero este dolor sagüero dió lugar,un año después al surgimiento del puente de hierro que hoy tenemos (El Triunfo), que a pesar de los azotes de la naturaleza (y del hombre),ya va a cumplir un siglo de resistencia el próximo 20 de Mayo de 2005.

Inundación en los días 16 y 17 de Junio de 1906
PRIMEROS TELEGRAMAS A “EL MUNDO”

Sagua La Grande, 9 de Junio-9:20 a.m.-

Desde el jueves, a las 11 de la noche llueve sin cesar y sin que en los momentos en que telegrafío haya indicios de normalizarse el tiempo, lo que motive justa alarma de la población temerosa de que pueda repetirse el horrible cataclismo del 24 de Septiembre del año 1894 y que el pueblo recuerda con natural espanto.
El Alcalde Municipal señor Carlos Alfert me ha enseñado un telegrama ririgídole anoche por el general Alemán, gobernador civil, anunciando perturbación ciclónica por el S.O. y grandes aguas en la provincia y recomendando que se tomen precauciones para contrarrestar el posible aluvión.
Acompañado del Alcalde, bajo torrencial aguacero, calándonos el agua, fuimos al puente para observar el estado del río que aún cuando su corriente es fuerte y está creciendo, parece ofrecer tiempo para preocuparse.
Piensa este pueblo que el gobierno preocupándose más de la salud pública y de los cuantiosos intereses de tan importante población como Sagua, debería estudiar el problema de librarla de futuras inundaciones.
Si en Santa Clara y zona intermedia hasta esta Villa llueve con igual intensidad, puede temerse la inundación que equivaldría a la ruina de una de las mejores poblaciones cubanas.
Alcover

Sagua La Grande, 9 de Junio – 4:15 p.m. –
El río sigue creciendo de manera descomunal, subiendo de su nivel natural quince piés. Las aguas cubren totalmente el muelle municipal y se teme que inunde esta noche las casas de la orilla, entre ellas principalmente el Casino Español.
El tiempo continua metido en agua, observándose el cielo, hasta el horizonte, negro, significando que persistirá la perturbación.
A pesar de la lluvia los curiosos llenan el puente. Malecón del Casino y todo el litoral del río.
Empieza a cundir la alarma oyéndose censuras acerbas para los que han visto con indiferencia esta cuestión importantísima de vitalidad para Sagua.

Sagua La Grande, 10 de Junio – 10:30 p.m. –
El temporal de agua continúa sin que señal alguna en el cielo indique pronta terminación. Hasta el momento en que telegrafío han transcurrido setenta horas de constante llover.
El comercio, la industria y todas las transacciones en general se hallan perjudicadas por la falta de movimiento. La zafra puede darse por terminada definitivamente, pues llueve igual en los campos.
El río sigue aumentando el caudal de sus aguas. Las autoridades municipales toman precauciones y se hallan sobre aviso.

Sagua La Grande, 10 de Junio – 10:40 noche –
Al mediodía levantó el tiempo despejándose el cielo. Se observó alguna claridad solar.
El río continúa crecido y ello demuestra que en Santa Clara deben seguirse sintiendo los efectos del temporal de agua. Se han inundado algunos barrios.
Desde las doce no ha vuelto a llover, pero la temperatura es sumamente calurosa.
Se ha restablecido la calma en el vecindario. Con motivo de la crecida del río, gran número de personas ocupa el puente, lo que dá a aquel sitio el aspecto de un paseo público en día festivo.
Resulta hoy más que nunca la imperiosa necesidad de construir otro puente en la parte sur, pues ahora los campesinos se ven impedidos de traer sus frutos a este mercado.

Sagua La Grande, 11 de Junio – 8:00 a.m.-
El rápido crecimiento del río y la inundación del barrio de Sitiecito, ocacionó extraordinaria alarma en el vecindario que temió que la inundaciuón fuera completa.
El Alcalde Alfert, el capitán de la Guardia Rural, el jefe de bomberos y el de policía Sanabria, estuvieron toda la noche en movimiento, prestando auxilios, con las fuerzas a sus órdenes, a los vecinos de la calle de Rivera, toda bajo el agua.
A las 2 de la madrugada los vecinos de Sitiecito pidieron un tren de auxilio, que no pudo ir, previéndose que ocurriera cualquier catástrofe en alguna alcantarilla.
El Central “Santa Teresa”, a petición de la rural, envió una locomotora con carros propios que no fueron utilizados.
Celébrase mucho la actividad demostrada por las autoridades, que no durmieron en toda la noche.
El río sigue creciendo, no obstante haber abonanzado el tiempo.
La corriente arrancó el tinglado del muelle.
No ha habido que lamentar desgracias personales, hasta ahora.

Sagua La Grande, 11 de Junio – 9 de la noche-
Ha comenzado el descenso del río.
El tiempo presenta mejor aspecto.
Los lugares donde se produjo la inundación, empieza a producir miasmas.
Sería conveniente que el departamento de sanidad tomase las medidas oportunas para evitar enfermedades.
Subsiste la imperiosa necesidad de que el gobierno designe una comisión de ingenieros con el encargo de hacer sobre el terreno un detenido estudio y que proponga lo conducente a evitar la repetición de esas inundaciones que causan grandes quebrantos a la industria y el comercio, ahuyentando los capitales y haciendo que se pierda la confianza.
El representante martínez Ortiz, que llegó hoy a la Villa, observó desde el puente la magnitud del mal. En aquel sitio tuve el gusto de saludarle.
Merecen aplauso las autoridades por la actividad y celo que han desplegado en estos días.
Durante los días 12, 13 y 14, parecía que el tiempo había normalizado y que todo el peligro de una inundación había desaparecido. Pero, como seguidamente se verá, no sucedió así.
Sagua La Grande, 15 de Junio –

El río, ya encauzado, ha vuelto a crecer rápidamente cubriendo el muelle y amenanzando con una avenida mayor que la última. Del barrio de Sitiecito piden auxilio. En Cruces y santo Domingo llueve torrencialmente. Lo mismo sucede aquí con fuerte viento del Sur. La alarma cunde en el vecindario, comentándose duramente la indiferencia del gobierno que no manda estudiar un caso que afecta a la vitalidad económica de esta plaza.

El Senador Bacardí, que se halla de tránsito, ha podido apreciar la magnitud de la calamidad. ¿Sobre quién recaerá la responsabilidad de lo que ocurra?



Sagua La Grande, 16 de Junio – 6:15 tarde-

Un telegrama del gobernador dice que llueve mucho en toda la provincia, anunciándose una perturbación ciclónica en la costa norte. El pueblo intranquilo y alarmadísimo recorre las calles ansioso de noticias. El río sigue creciendo de una manera extraordinaria. Acabo de hablar con el alcalde, quien se muestra hódamente preocupado. Me ha dicho que no se alarmó tanto en la primera avenid. Piensa publicar un bando con instrucciones para el caso de ocurrir la inundación que se teme. Las fuerzas públicas se encuentran preparadas. Oyese solamente cargos contra el gobierno, cruzado de brazos ante el peligro que corre esta Villa. Se ha ordenado que funcione toda la noche el alumbrado elétrico. El acueducto presenta una interrupción. Aseguro que reina una gran ansiedad, teniéndose una catástrofe. Se ha enviado un tren de auxilios a Sitiecita.


Junio 16,- (Demorado por interrupción.)-

El río continúa creciendo de un modo amenazador. Falta un pie para inundar el Casino Español. El temporal de agua es tremendo en toda la provincia, sin indicios de que termine pronto. El pueblo está lleno de anciedad y todos pronostican la ruina de Sagua porque definitivamente se alejarán los capitales. Solo se oye censurar la indiferencia del gobierno que ve impasiblemente la ruina de esta Villa sin hacer el menor esfuerzo por evitarlo. Si continúan subiendo con igual violencia, no puede ponerse en duda que ocurrirá aquí una catástrofe.


Junio 16,- (Con retraso por interrupción línea.)-

La situación de este pueblo es apuradísima. Todo el vecindario se encuentra en la calle lleno de ansiedad. El río acaba de inundar los salones del Casino Español, subiendo con tal rapidez el agua que asombra a los habitantes viejos, acostumbrados ya de estas inundaciones. Llueve torrencialmente sin cesar con viento fuerte. Las autoridades y los bomberos prestan auxilio. Existe incomunicación completa por ferrocarril. La indignación del pueblo contra la indiferencia del gobierno es muy grande. No sé si podré telegrafiar, porque me encuentro con mi familia en el tejado.


Junio 16, 1906. 1:10 p.m. -

“Río continúa creciendo de manera no da lugar duda posible inundación pueblo. Cubierto puente. Llueve torrencialmente. Acabo pedir tren auxilio Isabela con embarcaciones pequeñas. Publicada alocución pueblo para que esté preparado ante peligro inminente”
Carlos Alfert


Junio 16, 1906. 6:00 p.m. -

“Recibo su telegrama, muy agradicido: pueblo ya inundado. Recorro calles, establecimientos públicos; presos en el Ayuntamiento. Hospital por ahora salvo. Sale tren Isabela. Temo no pueda llegarle este parte; sin comunicación”.
Carlos Alfert

(Los dos telegramas anteriores fueron dirigidos al Gobernador Civil).


Santa Clara, Junio 17 – 9 de la noche –

“El Alcalde de Santo Domingo ha participado telegráficamente al gobernador que, según noticias procedentes de Santa Teresa, y que se han recibido por la vía de Sitio Grande, se notan desde allí señales de un gran incendio en Sagua.”

“El Alcalde de Camajuaní ha anunciado, a la vez que el de Caibarién señor García, pasó por la localidad primeramente citada y en dirección a Sitio Grande, con elementos para combatir el fuego.”

“El Alcalde de Caibarién ha anunciado a las 3 de la tarde que el agua baja paulatinamente y que el almacén de útiles del ferrocarril de Sagua, según se divisa desde Santa Teresa, está ardiendo. Supónese que sea esa una señal desesperada de auxilio”.

“El inspector de la policía especial, Sr. Méndez, ha telegrafiado pidiendo con toda urgencia auxilios para Sitiecito donde el alimento escacea”.
Laredo
Santa Clara, Junio 17 – 11:25 de la noche –

“En tren especial y acompañado del doctor Tristá y otras personas que tienen familiares en Sagua, acaba de salir para dicha localidad el gobernador de la provincia”.
Laredo


De Santo Domingo – Junio 18 –

“Jefe sección telégrafos –Habana- Por telegrama de la empresa. Vía Guaracabulla, acabo de saber que el gobernador de la provincia pudo llegar a Sagua después de muchas dificultades, encontrando la Villa en un estado espantoso. Aún no se tiene conocimiento de las desgracias personales. Han ocurrido varios incendios por el carburo de cálcio. Muchas calles han sido destruídas y en el barrio de San Juan el agua ha derrumbado algunas casas. Los reparadores en la línea desde esta mañana me anuncian muchos postes en el suelo. De oficinas y personal de telégrafos de Sagua nada he sabido. Procuro informes”.

Mallo


Santa Clara, Junio 18 –

“El gobernador Alemán ha recorrido 2 kilómetros a pié entre terraplenes destruídos, llegando a Sagua. Telegrafían que el aspecto de la ciudad es espantoso aunque no hay desgracias personales, pero si grandes perjuicios materiales. Calles destruídas y atascadas. Dos incendios destruyeron los establecimientos de ferretería “La Llave”*, una fotografía y una barbería. Alemán recorrió las calles y pide** fuerzas de la rural contra los rateros así como al gobierno central recursos inmediatos y brigadas de saneamiento, para impedir una epidemia. En el barrio de San Juan hay varias casas destruídas y arrastradas por la corriente”.

Laredo

Sagua La Grande, Junio 18 de 1906 –

Señor Director de “El Mundo”
“Solamente una obligación como la que, con gusto, me he impuesto, de informar a esa importante publicación acerca de cuanto ocurra en Sagua puede darme ánimo para relatar ligeramente siquiera el tremendo c u a d r o que con todos sus más horripilantes escenas acaba de desarrollarse en la Villa del Undoso, de ese río que ya deja de ofrecer encantos a este pueblo heróico para ser su espanto permanente. Si no fuera esa obligación, digo yo, me abstendría de hacer la descripción del drama espantoso, cuyo autor, “el elemento agua”, y que como actor ha tenido al pueblo cubano más sufrido, lleva y llevará por título en la historia; “La espeluznante inundación de Sagua”.
Antonio Miguel Alcover y Beltrán



*Información errónea. Perteneciente a este establecimiento, solo fue destruído por el incendio un depósito establecido en frente de sus almacenes.

**A solicitud del Alcalde de Sagua, tracé sobre le papel la petición.
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
Gracias a la canalización del río promovida por Ramón Alba Ruiz, el Undoso pudo reducir sus grandes inundaciones.

_______________________________________________
Inundación del Undoso, 13 de Julio de 2005
Las torrenciales lluvias que han caído en el sur de la región central de Cuba debido al huracán Dennis han provocado que la red hidrográfica del Sagua la Grande se haya cargado en exceso provocando una nueva inundación en todos sus llanos adyacentes y la destrucción total de muchas hectáreas de cosechas. Aunque los ciclones no pasen por Sagua, ubicada al norte de la antigua provincia de Las Villas, solo basta que llueva en cualquier área meridional para que esto se refleje en ella debido a que la mayoría de los grandes afluentes desembocan en el Sagua La Grande que desde Sitiecito hasta Isabela de Sagua constituye la canalización o desagüe de toda una telaraña fluvial de venas y capilares que se convierten en arteria final. “Los ciclones de Cienfuegos son Inundaciones de Sagua” pues nunca se salva esta población de los meteoros ajenos.
Este último huracán Dennis ha hecho que la Presa Alacranes se sature al máximo de su capacidad y por tanto el ritmo del aliviadero sea mucho mayor que lo cotidiano afectando grandes áreas de sembradíos; pero aun en los territorios anteriores a la represa por donde pasa el río Sagua La Grande como lo son Santo Domingo, Jicotea, San Diego y Esperanza (entre otros), fueron inundados por el desbordamiento de sus aguas y miles de familias se han visto afectadas por esta invasión inesperada.
imagen
imagen
VER FOTOS EN EL INDICE (O poncha aquí para ir directo)
.
INDICE DE FOTOS
.
imagen
imagen
Tintín Collection
CLUB SAGUA
.
Copyright-1998-Tintín Collection